viernes, 24 de mayo de 2013

Historia de una conversión ligada al Aquinate

Joven atea, lectora del «nuevo ateísmo», hasta que leyó a Benedicto XVI y Santo Tomás de Aquino

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si, claro, igualito Ratzinger y Santo Tomás.
¿Teología del cuerpo?
ah.... ya entiendo se convirtió a la neoconía.
He visto varios casos de conversiones incluso de judíos y protestantes, se convierten si, pero al CV II, y entran con la mochila llena de lo que eran.

Natali Nuñez dijo...

no cargaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa